Las emociones en el mundo de las inversiones

Las emociones en el mundo de las inversiones

Rodrigo ha invertido $700 en acciones de EE.UU. para que en el largo plazo su dinero no pierda valor. Días después de haberlas comprado el precio de las acciones cayó fuertemente y con el temor de perder todo su dinero invertido, decidió vender sus acciones. Si bien se sintió más tranquilo porque solo perdió una parte de su dinero, el precio de las acciones se duplicó en las siguientes semanas. Debido a que vendió sus acciones, perdió la oportunidad de obtener una ganancia.

Para personas como Rodrigo, la mejor manera de invertir es conocer su perfil de riesgo y controlar sus emociones.

¿Qué es el perfil de riesgo?

El perfil de riesgo es la capacidad para tolerar los cambios inesperados en el valor de los activos.

¿En qué beneficia conocer el perfil de riesgo?

Conocer el perfil de riesgo beneficia a una persona porque le permitirá elegir las alternativas de inversión que mejor se adapten a sus preferencias. Esto con el fin de evitar que las emociones participen al momento de invertir y que el inversionista se asuste cuando una inversión no rinde como se espera.

¿Por qué al invertir se presentan las emociones?

Invertir siempre viene acompañado de riesgo y por ende las emociones se presentan. Debido a ello, las personas son afectadas de distintas maneras, y especialmente, en el miedo a perder.

¿Cómo influyen las emociones al momento de invertir?

Las emociones influyen de manera negativa o positiva al invertir porque uno puede ser excesivamente optimista o pesimista sobre lo que pueda suceder en el futuro con el valor de su inversión. De hecho, cuando hay dinero de por medio, a veces, las personas dejan de guiarse por la razón, y se guían más por las emociones.

¿Por qué es importante controlar las emociones al invertir?

Controlar las emociones es importante porque permite analizar mejor la información disponible (manera objetiva) y, por lo tanto, tomar decisiones más acertadas en momentos claves. Por ejemplo, Rodrigo vendió sus acciones antes de tiempo y perdió la oportunidad de hacer crecer su dinero.

¿Cómo controlar las emociones?

Para controlar las emociones un inversionista debe ser consciente de la cantidad de tiempo que dispone para tener el dinero invertido hasta que lo vuelva a necesitar. Por ello, mientras mayor sea el tiempo que sea desea invertir, menor riesgo podrá asumir para conseguir los objetivos, ya que permite tener más tiempo para tomar decisiones y por ende planificarlas (estrategia).

¿Qué piensa Flip sobre las emociones?

Flip, piensa que las emociones influyen en la capacidad de un inversionista para que su inversión obtenga una rentabilidad objetivo. Esto debido, a que uno siempre va sentir emociones, por ello es importante controlarlas para no desviarse de la estrategia. Además, conocer su perfil de riesgo ayuda a que esté más tranquilo con sus inversiones, la cual se logra invirtiendo en las acciones o bonos de las empresas mas grandes del mundo (EE.UU.).

No Comments

Post A Comment